El asesino confeso de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, acusaba esta semana a su hermano de la muerte de la joven sevillana. El juez y el fiscal no consideraron creíble esta séptima versión, pero los padres de Marta piden que siga la búsqueda del cuerpo. El juez archivaba esta causa el viernes, y recordaba que hay una pieza separada ya abierta para dar con los restos de Marta.