El monstruo de ClevelandEstados Unidos ha vivido una semana emotiva con la liberación de Amanda Berry, Gina DeJesus, y Michelle Knight, secuestradas en Cleveland (Ohio) a comienzos de siglo y que han recuperado la libertad tras permanecer en cautiverio la última década. Las autoridades policiales han detenido a Ariel Castro, propietario de la casa donde fueron halladas las tres mujeres, como principal sospechoso del rapto. Ha sido acusado de siete delitos: cuatro de rapto y tres de violación. Una de las jóvenes tuvo un hijo durante su cautiverio y se sabe que durante los diez años que permanecieron encerradas, las tres sufrieron vejaciones y fueron agredidas y violadas. Informe Semanal ha desplazado a Cleveland a Almudena Ariza, corresponsal de TVE en Nueva York, para que nos cuente esta historia de horror que ha conmocionado a la sociedad estadounidense y al resto del mundo. Una crónica plagada de incógnitas por despejar. Pero que a medida que se van conociendo nuevos datos recuerda a otras sucesos vividos en los últimos años que nos llevan hasta Austria, donde Natascha Kampusch permaneció secuestrada también durante años. O el caso, también en Austria, del "monstruo de Amstetten" que secuestró y violó a su hija durante veinticuatro años... O los secuestros de adolescentes en California, Nápoles o el mismo Cleveland, donde Anthony Sowell tenía su propia casa de los horrores, en la que violó, asesinó y enterró a once jóvenes.