El Real Decreto aprobado por el Gobierno para paliar los desahucios beneficiará a los colectivos más vulnerables. Se aplicará una moratoria de dos años a las familias numerosas que ganen menos de 19.200 euros anuales, cuya hipoteca sobrepase el 50 por ciento de los ingresos netos y tengan a su cargo dos hijos o un menor de tres años. La medida incluye también a familias con personas discapacitadas o dependientes, deudores en paro y víctimas de violencia de género.Tras varios días de negociación, el PSOE no se ha sumado al acuerdo con el Gobierno. El Ejecutivo impulsará la creación de un parque de viviendas sociales en alquiler para familias desalojadas.