Con el verano no llegan las vacaciones para todos. Muchos aprovechan para obtener unos ingresos trabajando en el turismo, la hostelería y el comercio; los sectores que más trabajos temporales generan durante esta época del año. Especialmente en las zonas de sol y playa, las que más turistas atraen.

Repor se desplaza hasta Benidorm, capital de la Costa Blanca. Su principal atractivo: sus playas y una temperatura media de 20 grados durante todo el año. Es considerado el paraíso de los jubilados. Más de 250 mil visitan esta zona cada año. Pero también es el destino de los más jóvenes gracias a su intensa oferta de ocio nocturno. Durante los meses de verano la ocupación ronda el 90%. Y es que la actividad es frenética en los 130 hoteles de la población. La mayoría se ven obligados a doblar la plantilla para hacer frente al incremento de clientes.