Repor' se acerca esta semana a las costas españolas para conocer proyectos hoteleros que están creando disputas entre constructores, ecologistas y vecinos.

La construcción del hotel El Algarrobico, en los lindes del Parque Natural del Cabo de Gata, se paralizó hace más de 6 años. Desde entonces ecologistas, constructores y vecinos de la zona mantienen vivo el litigio. Mientras unos piden su demolición otros apuestan por el hotel porque se construyó con los permisos en regla y porque creen que traerá a la zona una deseada prosperidad económica.

Otra polémica en forma de ladrillo en Cádiz y en una de las últimas playas vírgenes de Tarifa: Valdevaqueros. De momento es solo un proyecto pero ha levantado las iras de los colectivos ecologistas contra aquellos, vecinos y Ayuntamiento, que defienden la necesidad de levantar más plazas hoteleras como fuente de ingresos. Son tiempos de crisis y recortes y Tarifa, con un 40% de paro, busca una salida económica en el turismo de masas.

Sin renunciar al turismo como fuente de ingresos, hay pueblos como Las Negras o Salinas, en Almería, que se han inclinado por otro modelo de crecimiento: pequeños hoteles que prometen no romper la tranquilidad del "paraíso". Aseguran que esto es lo que busca el visitante y parece que el negocio funciona. Pero el programa comprueba que ni aquí otro proyecto de urbanización ha obtenido el visto bueno de las administraciones.