El monte Pindo, un lugar emblemático y de importante valor ecológico, ardió este pasado verano. En total se quemaron más de 2.000 hectáreas. Es sólo una muestra de los importantes incendios que se producen cada año en Galicia, una media de 5.000. Repor viaja esta semana a Galicia para buscar las causas y presentar a la gente que lucha contra el fuego.

El primer paso en la investigación es encontrar el punto exacto donde empezó todo. Resulta muy importante para descubrir si el fuego fue o no intencionado. Se calcula que el 90 por ciento de los incendios tienen detrás un factor humano. De estos, aproximadamente la mitad son provocados.