España cuenta con más de 8.000 municipios, de los cuales más de la mitad tienen menos de 1.000 habitantes. Muchos dicen que son demasiados costes para tanto pueblo, sobre todo ahora en época de ""vacas flacas"", algunos se plantean la necesidad de fusionar municipios para ahorrar.

Encalar muros, limpiar calles o reparar algunos desperfectos del mobiliario público son algunas de las tareas de los domingos encomendadas a los 1.200 vecinos del municipio extremeño de Higuera de la Serena. Se han convertido en voluntarios porque no hay dinero en las arcas municipales desde que se construyó un geriátrico público que nunca ha llegado a inugurarse porque no cumple la normativa de seguridad. Algo parecido ocurre en Peleas de Abajo, que ha tenido que pedir el rescate financiero. Ejemplos como éstos han dado alas a los que creen que ha llegado el momento de fusionar municipios.

León es una de las provincias españolas que cuenta con municipios muy poco poblados. Una plataforma ciudadana ha incentivado un proyecto para reducir el número de ayuntamientos de los 211 actuales a 23. Aseguran que así se eliminarían muchos costes porque se fusionarían servicios pero también

se eliminarían políticos.

Ozas y Cesuras, dos municipios gallegos, ya han dado los primeros pasos para fusionarse.

Y para terminar, Repor visita Guadiana del Caudillo. Justo cuando se plantea reducir el número de municipios,

se crean otros nuevos como éste, independiente desde hace pocos meses.