“No cambiaría mi puesto por el del actor. Quizás su fama y su sueldo es más elevado pero la parte más divertida del rodaje nos la llevamos nosotros”. Lo dice Gregory Brossard, coordinador de especialistas de acción de la serie Águila Roja. El anonimato es parte de su trabajo porque sus nombres no aparecen nunca en los créditos finales. Para Txetxu Rojo, presidente de la Asociación Nacional de Especialistas de Acción, “lo mínimo es que la Academia del Cine reconociera nuestro trabajo con un Goya para que todos supieran que existimos”.

Hay dobles que sí han conseguido cierta popularidad. Pero no por quienes son, sino por su enorme parecido con personajes muy conocidos. Son los dobles de famosos. “Llevo toda la vida haciendo de doble de Pamela Anderson – nos explica Ana López- y le he sacado mucho provecho, la verdad”. Programas de televisión, realities, portadas de revistas y diarios y publicidad lo certifican. Para Bernat Costa, doble oficial de Johnny Deep en España, “es un divertimento, es un más a más pero se cobra por hacer de Jack Sparrow”.  Hasta 500 euros pueden cobrar por acto o sesión. Trabajan en todo tipo de eventos pero sobre todo, en publicidad donde las agencias los contratan para reducir costes ya que su caché es mucho más reducido. Los dobles hacen las pruebas de luces y los planos de recursos, y el famoso…… ¡¡pone la cara!!

“A mí una vez me llamaron para hacer de doble de manos de Penélope Cruz -nos cuenta Rebeca Sala, actriz y modelo de manos- no porque ella las tuviera feas sino porque cobra mucho más que yo”. Sus manos son de las más cotizadas del sector y han protagonizado cientos de campañas publicitarias. “A menudo las modelos no tienen las manos bien y tenemos que recurrir a una especialista” puntualiza Paco Callejo, fotógrafo de publicidad.