Crónicas se adentra esta semana en el mundo de la moda para investigar sus novedades y aspectos menos conocidos. La realidad del negocio se aprecia cuando se apagan las luces de las pasarelas y surgen nuevas formas de compra. Internet se ha convertido en la puerta de todas las tiendas del mundo. El 65% de las empresas de moda españolas ya están en la red. Los clientes quieren comodidad, poder acceder a miles de ofertas y tenerlas en el momento, ya sean películas, discos o moda. El consumidor no quiere esperar seis meses para vestir lo que se acaba de ver en las pasarelas.

Además, España es líder mundial en la llamada "moda pronta", un título que se le da a las últimas tendencias de vanguardia y que se ofrece inmediatamente a la venta. Inditex o Mango están a la cabeza pero, desde hace unos años, tienen unos fieles seguidores: las tiendas de moda chinas.

Por su parte, la moda china de lujo hace tiempo que lanza sus marcas más exclusivas junto con diseñadores de prestigio para introducirse en el mercado occidental. En el caso de España se han aliado con Armand Basi.