Formación Profesional  

   

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto
   

La estimulación del sistema nervioso podría reemplazar a los fármacos en el tratamiento de enfermedades inflamatorias y autoinmunitarias. (Medicina Bioelectrónica. Investigación y Ciencia. Junio 2015)

nervio_vago

La activación del Nervio Vago:

  • Reducirá la inflamación. Artritis reumatoide. Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Diabetes
  • Obesidad
  • Ayudará a regenerar tus órganos y células mediante la activación de las células madre
  • Aumentará su variabilidad de la frecuencia cardíaca
  • Aumentará el espesor de su cerebro (que normalmente se encoge con la edad).
  • Aumentará la función inmunológica
  • Modulará tu sistema nervioso
  • Reducirá la depresión y el estrés
  • Mejorará el rendimiento
  • Mejorará su calidad de vida

Tenemos doce pares de nervios que emergen del cráneo (los demás nacen de la médula espinal, que discurre por el interior de la columna vertebral a lo largo del cuello y la espalda). Los nervios craneales controlan principalmente lo que ocurre en la cara y el cuello, pero el décimo par llega mucho más allá.

Este nervio nº 10, llamado “nervio vago”, influye en el cuerpo y el cerebro mucho más de lo que la mayoría de las personas cree.

El nervio vago permite que el cuerpo se relaje, ralentiza el ritmo cardiaco, disminuye la tensión arterial y regula la digestión y el sueño.

¿Cómo estimular el nervio vago de forma natural?

Normalmente la estimulación del nervio vago pasa por una operación quirurgica y la implantación de un dispositivo. (Clínica Universidad de Navarra)

A pesar de su eficacia, el procedimiento conlleva riesgos y es preferible estimular el nervio vago sin cirugía.

Los médicos conocen numerosas “maniobras vagales”, que son procedimientos que permiten estimular el nervio y que practican a personas cuyo ritmo cardiaco es demasiado rápido (taquicardia) o que sufren de hipertensión. Activando el nervio vago, podrás encender los genes que ayudan a controlar la inflamación. La inflamación es uno de los factores centrales de la enfermedad y el envejecimiento.

Estas “maniobras” consisten sobre todo en:

  • Inspirar profundamente, durante 4 segundos, hinchando el vientre (es la mejor forma de estimular el nervio vago, al oxigenar la sangre). Aguantar la respiración, unos 7 segundos. Expulsar el aire durante 4 segundos

Otros artículos relacionados:

- Curar con impulsos eléctricos

   
© IES Murgi